Thursday, May 23

El Pulga Rodríguez volvió a Tucumán, pero para enfrentar a San Martín, y se enojó por una pregunta sobre Atlético

El delantero de Gimnasia y Esgrima de Jujuy, ídolo de Atlético Tucumán, vivió una noche particular en la Ciudadela en el inicio de la Primera Nacional.

San Martín de Tucumán derrotó 1-0 a Gimnasia y Esgrima de Jujuy en el inicio del torneo de la Primera Nacional. El Santo se impuso con gol de Nahuel Banegas en el Estadio de la Ciudadela que contó con la presencia de Luis Miguel Rodríguez, ídolo de Atlético Tucumán, que ahora defiende los colores del Lobo jujeño.

Al finalizar el encuentro, el Pulga tuvo contacto con la prensa y expresó su malestar por la derrota. “Nos vamos con bronca porque creo que hicimos, dentro de todo, un partido correcto. La intención era ganar, pero en un pelota parada se encontró San Martín con el gol y no lo pudimos revertir”, explicó el atacante

Luego hizo referencia a lo que ocurrió cuando fue a ejecutar un tiro de esquina y los hinchas locales le arrojaron hielo. “Es el folklore del fútbol, mientras desde afuera no haya agresiones físicas no pasa nada. Un hielo que tiraron pero no pasó a mayores por eso le dije al árbitro que podía seguir jugando”, aclaró Rodríguez.

Consultado por El Deportivo 12, Radio LV12, sobre si fue un partido especial, el Pulga dijo: “Especial no, uno hoy está en Gimnasia y lo vive de esa forma. Cada vez que me toque jugar con San Martín lo voy a vivir como un partido más. El día que esté en Atlético seguramente será especial porque es el clásico”, expresó y cuando le preguntaron si dolió no haber recibido un llamado del Decano, se ofuscó y respondió: “No estoy hablando de eso, me voy”. Sin más, se retiró de la Ciudadela.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *