Thursday, May 23

Los 18 científicos más relevantes del mundo que buscan cambiar el futuro de la ciencia, según la revista Time

La prestigiosa publicación eligió a los investigadores y expertos sanitarios de 2024, y destacó sus logros y estudios con alto impacto en el planeta. Quiénes son y qué avances protagonizaron

En un mundo transformado por la pandemia de COVID-19, científicos de renombre mundial han emergido como líderes en la batalla contra enfermedades que desafían a la humanidad, impulsando avances innovadores en medicina y salud pública.

La nueva era de salud y bienestar, iniciada luego de la pandemia por COVID, está marcada por nuevos descubrimientos, tratamientos novedosos y victorias globales sobre distintas enfermedades.

En ese sentido, la revista TIMEaprovechó este impulso global en la medicina y dio a conocer hoy los 100 científicos más influyentes en el ámbito de la salud en 2024.

Su ojo especializado hizo convocar a expertos en distintos rubros que analizaran las figuras más destacadas y los dividió en 5 campos: Innovadores, Titanes, Pioneros, Líderes y Catalizadores. E Infobae hizo foco en 18 expertos que en sus distintas áreas están destacándose en materia de salud en el planeta.

Pioneros

Katalin Kariko y Drew Weissman

Desde un encuentro casual en una fotocopiadora hasta recibir el Premio Nobel, Katalin Karikó y Drew Weissman han cambiado el curso de la medicina moderna. TPX IMAGES OF THE DAY.

La bioquímica húngara Katalin Karikó tardó décadas en recibir el reconocimiento mundial hasta que le llegó la consagración definitiva hace pocos meses, al recibir junto al estadounidense Drew Weismann, el Premio Nobel de Medicina y Fisiología 2023 por sus investigaciones vinculadas a las vacunas de ARN mensajero que fueron claves para frenar el avance del COVID en el mundo.

En una entrevista exclusiva con Infobae en París, anticipó su próximo desafío: “Quiero curar el cancer”. A finales de la década de 1990, Karikó y Weissman se encontraron por casualidad en una fotocopiadora en la Universidad de Pensilvania, dando inicio a una colaboración que cambiaría el curso de la medicina moderna.

Weissman estaba enfocado en el desarrollo de una vacuna contra el VIH, y Kariko, luchaba por demostrar el potencial del ARN como base para nuevos tratamientos. A pesar de los desafíos iniciales, como la inflamación peligrosa que el ARN podía desencadenar, su persistencia los llevó a desarrollar una forma de estabilizar el ARN y mitigar sus efectos inflamatorios. Este avance, publicado en 2005, no recibió el reconocimiento esperado hasta que la emergencia de la pandemia de COVID-19 destacó su importancia.

Los esfuerzos de Kariko y Weissman se convirtieron en la base para el desarrollo acelerado de las vacunas de ARNm contra el COVID-19 por parte de Pfizer-BioNTech y Moderna, jugando un papel crucial en la lucha contra la pandemia.

Joel Habener, Dan Drucker, Svetlana Mojsov y Jens Juul Holst

A través de la colaboración transcontinental, este grupo de investigadores ha llevado a cabo una transformación en el tratamiento de la obesidad y la diabetes, enfermedades que afectan a millones.

Durante el último año, los avances en medicamentos para la pérdida de peso han marcado un hito en el campo de la salud, gracias a la contribución clave de científicos como los doctores Jens Juul Holst, Joel Habener y Daniel Drucker, y Svetlana Mojsov.

Sus investigaciones, que comenzaron en la década de 1970, se enfocaron en los péptidos similares al glucagón, o GLP, que revolucionaron primero el tratamiento de la diabetes y, más recientemente, el manejo de la obesidad. Estos esfuerzos conjuntos dieron paso a la creación de fármacos innovadores, transformando radicalmente la perspectiva y el manejo de estas condiciones.

Los avances en este campo fueron el producto de la colaboración entre distintos investigadores en varios puntos del globo. En la Universidad de Copenhague, Holst observó cambios significativos en los niveles de insulina y azúcar en sangre de pacientes postcirugía intestinal, atribuyéndolos a hormonas intestinales. Paralelamente, Habener y Drucker, en Boston, junto con Mojsov, identificaron nuevas hormonas glucagón, GLP-1 y GLP-2, fundamentales en el desarrollo de medicamentos actuales para la obesidad como Ozempic y Wegovy, entre otros.

“No pretendo que los medicamentos GLP-1 funcionen para todas las afecciones para las que se están estudiando”, dice Drucker, ahora profesor de medicina en el Instituto de Investigación Lunenfeld-Tanenbaum de la Universidad de Toronto. “Pero si muestran beneficios incluso para la mitad de estas condiciones, entonces será una gran victoria para las personas que luchan contra ellas”, agregó.

Tulio de Oliveira

La contribución de Tulio de Oliveira a la ciencia global, especialmente en la rápida identificación de variantes del COVID-19 y la creación de dos instituciones de investigación clave en Sudáfrica Crédito: TimesLIVE.

Sudáfrica se está estableciendo rápidamente como un referente en la investigación y la caza de virus, principalmente gracias a los esfuerzos del científico brasileño Tulio de Oliveira, quien lideró la identificación de las variantes Beta y Ómicron del COVID-19 poco después de su aparición. Su trabajo no se detuvo ahí; de Oliveira ha sido fundamental en la creación de dos instituciones de investigación clave en el país, la Plataforma de Secuenciación e Innovación en Investigación de Kwazulu-Natal y el Centro de Innovación y Respuesta a Epidemias, convirtiéndolo en el mayor centro de genómica del continente africano.

Estas instituciones no solo están avanzando en la secuenciación genética y el análisis de enfermedades, incluyendo el SARS-CoV-2, el VIH, la tuberculosis, el chikungunya, y el dengue, sino también en la formación de la próxima generación de expertos en genética, consolidando así a Sudáfrica como una potencia global en la ciencia genómica.

En un reconocimiento a su liderazgo y aportes, el prestigioso Instituto Wellcome Sanger del Reino Unido ofreció a de Oliveira el cargo de director científico en 2024.

Ziyad Al-Aly

Ziyad Al-Aly, epidemiólogo clínico y profesor en la Universidad de Washington, es la mente líder detrás de los estudios fundacionales sobre los efectos a largo plazo del COVID-19, y ahora busca identificar tratamientos efectivos para abordar estas complejas condiciones postinfecciosas. Credit: Mary-Dale Amison.

Cada vez que aparece un nuevo estudio importante sobre el COVID prolongado, es muy probable que el Dr. Ziyad Al-Aly, epidemiólogo clínico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, esté detrás del mismo. Desde 2020, Al-Aly ha publicado alrededor de 20 estudios (un número prolífico en el lento mundo de la investigación) que han ayudado a dar forma a la nueva comprensión mundial sobre los efectos a largo plazo del COVID-19, que pueden variar desde fatiga debilitante y niebla a un mayor riesgo de enfermedades crónicas.

Al-Aly es el primero en admitir que, antes de 2020, no sabía casi nada sobre las enfermedades posinfecciosas. En aquel entonces, gran parte de su investigación se centró en los efectos de la contaminación del aire en la salud. Detuvo ese trabajo cuando llegó la pandemia y centró su atención en Long COVID después de leer un artículo de opinión del New York Times de abril de 2020 escrito por la defensora de pacientes Fiona Lowenstein. Desde entonces, ha publicado investigaciones que detallan los numerosos sistemas de órganos afectados por Long COVID, los riesgos que plantean múltiples infecciones por COVID-19 y cómo se compara Long COVID con los síntomas crónicos de virus como la gripe. A continuación, dice, centrará sus esfuerzos en posibles tratamientos de COVID prolongado y en determinar si el SARS-CoV-2 es único en su capacidad de causar daño crónico.

Todos estos esfuerzos están guiados por pacientes con COVID prolongado, dice Al-Aly. “Me siento conectado a un nivel visceral”, dice. “La gente nos pide [que hagamos este trabajo] y tengo un sentido de responsabilidad”. Entonces, ¿volverá algún día a investigar la contaminación del aire? “Ahora me identifico como un investigador de Long COVID”, dice Al-Aly.

Innovadores

Hadiza Shehu Galadanci

Hadiza Shehu Galadanci, distinguida por la revista TIME como una de las innovadoras más importantes en salud de 2024, ha liderado esfuerzos para combatir la mortalidad materna en Nigeria.

La revista TIME eligio a Hadiza Shehu Galadanci como una de las personas más innovadoras en el rubro salud en 2024 a raíz de su desempeño sanitario en Nigeria. En 2020, por cada 100.000 mujeres nigerianas que dieron a luz, alrededor de 1.000 no sobrevivieron, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La doctora Hadiza Galadanci, profesora de obstetricia y ginecología en la Universidad Bayero de Nigeria, quien también es director del Centro Africano de Excelencia para Políticas y Salud de la Población, ha trabajado con una red de colaboradores en otros países para implementar y estudiar un sistema simple pero efectivo para prevenir hemorragias posparto fatales, una de las principales causas de mortalidad materna.

Sólo seis meses después de la publicación del estudio, la OMS lo utilizó como base para actualizar sus directrices sobre parto, algo muy rápido en el mundo burocrático de la salud global. Tomará mucho tiempo ver cómo el enfoque afecta las tasas globales de mortalidad materna, pero Galadanci ya está viendo cambios a nivel local.

Scott O’Neill

La visión de Scott O’Neill de utilizar mosquitos como vehículo para mejorar la salud pública podría sonar como ciencia ficción, pero es una solución científicamente sólida que está empezando a materializarse

Una fábrica en Brasil planea lanzar un nuevo producto: mosquitos. Las instalaciones del Programa Mundial de Mosquitos proporcionarán a más de 1000 millones de insectos la bacteria Wolbachia, que es inofensiva para los humanos pero evita que los mosquitos porten el virus mortal que causa el dengue, e incluso el Zika y el chikungunya. A medida que se cruzan con los mosquitos locales, transmitirán las bacterias hasta que eventualmente ningún mosquito pueda transmitir las enfermedades.

El fundador y director ejecutivo del proyecto, Scott O’Neill, tiene como objetivo que los mosquitos alimentados con Wolbachia se propaguen por los pantanos y charcos del mundo para ayudar a erradicar el dengue, que enferma a 100 millones de personas cada año y provoca decenas de miles de muertes. La enfermedad está especialmente extendida este año, provocando emergencias de salud pública en América Latina y amenazando con propagarse a nivel mundial.

El proceso de cría de mosquitos es intensivo, pero según O’Neill, puede conducir a una solución permanente: en la parte de Australia donde el programa liberó mosquitos por primera vez en 2011, los insectos locales todavía son portadores de Wolbachia y el dengue ha desaparecido.

John Leonard

La aplicación de CRISPR por parte de John Leonard en el tratamiento de enfermedades hereditarias representa uno de los avances más esperanzadores en la biotecnología actual.

Leonard es presidente y director ejecutivo de Intellia, una empresa de biotecnología fundada en 2014 para aprovechar CRISPR, que realiza ediciones precisas en los genomas de las células desde hace solo 12 años.

En octubre pasado, la FDA aprobó los planes de la compañía para iniciar pruebas avanzadas en humanos de un tratamiento basado en CRISPR para una enfermedad hereditaria que afecta al corazón y provoca dolor frecuente y debilitante. Es el primer ensayo que prueba CRISPR en personas.

Si el ensayo tiene éxito, generará una avalancha de terapias basadas en CRISPR en los próximos años, abriendo la posibilidad de curar ciertas enfermedades genéticas. “Podemos hacer todas las cosas interesantes en el laboratorio y eso es maravilloso, pero la prueba de fuego es conseguir que se apruebe una terapia y que los médicos la receten a los pacientes. Estamos en el paso previo a las terapias CRISPR”, precisó Leonard.

Titanes

Vivek Murthy

Vivek Murthy, como cirujano general de EEUU, ha puesto de manifiesto la crítica crisis de la soledad y el aislamiento como problemas de salud pública de gran envergadura que generan un impacto devastador en la salud física y mental,

El cirujano general Vivek Murthy, hizo un importante señalamiento sobre las profundas consecuencias de la soledad y el aislamiento. Se dio cuenta de que necesitaba destacar la soledad después de viajar por el país y preguntar a las personas que encontraba cómo podía ayudar. Los estudiantes universitarios le dijeron que, a pesar de estar rodeados de miles de personas, sentían que nadie los conocía realmente. Los pacientes que estaba tratando dijeron que no tenían a nadie que los recogiera en el hospital. “Parte de la razón por la que estaba en sintonía con este tema fue porque luché contra la soledad en mi propia vida, en particular cuando era niño”, indicó.

Murthy aprendió que cuando está frustrado o deprimido, tiende a retraerse, por lo que ha tenido que aprender a levantar el teléfono y llamar a un amigo. “Siempre me siento mejor y no es porque solucionen mi problema. Es porque se siente bien no estar solo cuando sufrimos”, aclaró. Sin embargo, señala que los individuos sólo pueden hacer mucho para frenar la soledad. Es por eso que su aviso describió pasos específicos que podrían ayudar a resolver lo que él considera una crisis sistémica de salud pública. En él, hizo un llamado a los gobiernos, líderes comunitarios, lugares de trabajo y sistemas de salud para reconstruir la conexión social y la comunidad; por ejemplo, diseñando instituciones locales que unan a las personas.

La crisis de soledad se cruza con otra amenaza a la salud pública sobre la que Murthy ha llamado la atención: en mayo pasado, también emitió un aviso sobre los efectos que tiene el uso de las redes sociales en la salud mental de los jóvenes, como TikTok e Instagram que pueden provocar insatisfacción corporal, trastornos alimentarios, comparación social y baja autoestima, especialmente entre las adolescentes.

Brenda Waning

En 2023, Brenda Waning y su equipo lograron un hito en la lucha contra la tuberculosis: la reducción significativa del costo de la bedaquilina, el medicamento más utilizado contra la TB.

“Estamos viendo aumentos dramáticos en las poblaciones transitorias, y la tuberculosis será algo con lo que la gente de más países se familiarizará”, dijo Brenda Waningdirectora del Servicio Mundial de Medicamentos (GDF, por sus siglas en inglés), el mayor proveedor de pruebas de tuberculosis del mundo. Su centro ahora ofrece 100 medicamentos contra la tuberculosis de 24 fabricantes a precios reducidos que todos los países pueden pagar.

Desde su fundación en 2000, GDF ha pedido constantemente medicamentos contra la tuberculosis para sus reservas y ha reducido los costos de embalaje, lo que ha ayudado a reducir el riesgo de las inversiones de los fabricantes en estos medicamentos.

Para Waning, 2023 fue un gran año: el medicamento contra la tuberculosis más utilizado, la bedaquilina, perdió la patente. En los últimos cinco años, la organización trabajó con los fabricantes para preparar los ingredientes y las líneas de producción que necesitaría para fabricar versiones genéricas del medicamento. Ahora GDF puede ofrecer estas versiones a un precio un 53% inferior al de la versión de marca. GDF también ayudó a negociar reducciones de precios del 30% este año para otros medicamentos necesarios para la terapia combinada más eficaz contra la tuberculosis.

Líderes

Eric Topol

Como pionero en la aplicación de la inteligencia artificial en la medicina, Eric Topol lidera el camino hacia una nueva era en la atención médica. (Captura de video)

El doctor Eric Topol, un influyente investigador y cardiólogo en ejercicio, ha emergido como una figura destacada en la interpretación de la ciencia del COVID-19 para una audiencia amplia, con casi 700.000 seguidores en su cuenta X. Aunque su reciente notoriedad se centra en la pandemia, Topol ha sido un líder en el campo durante décadas, con una impresionante lista de logros que incluye tres libros y más de 1.300 estudios revisados por pares.

Su enfoque principal en Scripps Research ha sido la exploración de cómo la inteligencia artificial puede transformar la atención médica, desde el análisis de big data hasta la mejora de la interacción médico-paciente. No es solo un teórico, ya que Topol ha liderado proyectos de investigación de gran escala, como el estudio All of Us de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., que busca comprender los factores genéticos, ambientales y de estilo de vida que afectan la salud de un millón de estadounidenses.

Akiko Iwasaki

Como cofundadora de Xanadu Bio, Akiko Iwasaki está transformando el campo de las vacunas nasales, abordando enfermedades que van desde COVID-19 hasta la gripe. (Kike Calvo/AP Images for HHMI)

La doctora Akiko Iwasaki, profesora de inmunobiología en la Facultad de Medicina de Yale, está a la vanguardia de un nuevo enfoque para la vacunación contra la COVID-19: dosis de refuerzo por la nariz, con el objetivo de proporcionar protección adicional en la entrada principal del virus al cuerpo.

Como cofundadora de Xanadu Bio, busca llevar al mercado vacunas nasales para COVID-19, gripe y VRS. Además, dirige investigaciones sobre enfermedades posinfecciosas como Long COVID, explorando cómo las vacunas y antivirales podrían impactar en esta afección crónica. Iwasaki no solo está comprometida con encontrar soluciones para Long COVID, sino también con entender su biología subyacente, demostrando un compromiso continuo en su lucha contra esta enfermedad.

Jaime Seltzer

La campaña liderada por Jaime Seltzer para transformar la comprensión y el tratamiento de la EM/SFC está marcando una diferencia tangible en la vida de innumerables pacientes. (Gentileza #MEAction’s)

La doctora Jaime Seltzer, científica capacitada y directora científica de #MEAction, está liderando una campaña crucial para mejorar la educación, el diagnóstico y el tratamiento de la encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica (EM/SFC) en los Estados Unidos. Su trabajo ha llevado a colaboraciones con instituciones destacadas como Emory, Brown y Georgetown, así como una asociación con la Clínica Mayo.

Gracias a estos esfuerzos, se han mejorado los programas educativos y los planes de tratamiento, incluyendo la renovación de la hoja informativa pública sobre EM/SFC y el diseño de un algoritmo para ayudar a los médicos en el diagnóstico y tratamiento de los pacientes. Seltzer enfatiza la importancia de asegurar que las voces de los pacientes sean escuchadas en todos los niveles del sistema médico, combinando su formación científica y su dedicación a la comunidad para impulsar este cambio necesario.

Catalizadores

Richard Thompson

El trabajo de Richard Thompson sobre la prevalencia de microplásticos ha cambiado nuestra percepción de la seguridad alimentaria y la salud ambiental. (Gentileza University of Plymouth)

El profesor de biología marina en la Universidad de Plymouth, Richard Thompson, es un pionero en la investigación de microplásticos. Su trabajo ha revelado que cada semana ingerimos o inhalamos hasta 5 gramos de microplásticos, equivalentes al tamaño de una tarjeta de crédito, a través de alimentos y agua contaminados. Estos diminutos fragmentos pueden migrar a través del cuerpo, aumentando el riesgo de cáncer y otros problemas de salud.

Thompson aboga por un tratado de la ONU para abordar la contaminación plástica y ha contribuido a la redacción de políticas de protección marina en la UE. Reconoce que la eliminación total de los microplásticos es improbable, pero insta a los consumidores a reducir su uso de plásticos desechables, como usar botellas de agua recargables y bolsas de tela.

Peter Hotez

Peter Hotez, distinguido por su rol en el desarrollo de vacunas contra el COVID-19 y su incansable lucha contra la desinformación científica, ha sido una voz fundamental en la promoción de la salud pública y la vacunación (Gentileza Weill Cornell Medicine)

El reconocido profesor de pediatría y virología molecular Peter Hotez, de la Facultad de Medicina Baylor de Houston, Texas, y codirector del Centro para el Desarrollo de Vacunas del Hospital Infantil de Texas, alcanzó prominencia mundial por su papel en el desarrollo de vacunas contra el COVID-19, nombrado para el Premio Nobel de la Paz en 2022.

Además de aparecer en programas de noticias durante la pandemia para informar sobre la enfermedad y promover la vacunación, ha escrito un libro sobre la creciente ola de anti-ciencia. A pesar de ser criticado por la comunidad antivacunas y etiquetado como “Original Gangster” por el candidato presidencial antivacunas Robert F. Kennedy Jr., Hotez continúa liderando el desarrollo de vacunas para diversas enfermedades. Su compromiso con la ciencia lo lleva a enfrentarse no solo a los antivacunas, sino también a los antisemitas, mientras persiste en su misión de salvar vidas y combatir la desinformación científica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *